Horarios 2015

Lunes 9:00 a 15:30 Martes 10.30 a 11.30 hs.
Miércoles 9:00 a 11:30 y 12:30 a 14:00 y 15:30 a 17:00 hs.
Jueves 11:30 a 15:30 Viernes 10:30 a 16:00 hs.

lunes, 26 de mayo de 2014

Este Lunes 26 de mayo es el Día Nacional del Libro y lo celebraremos leyendo cuentos de Gabriel García Márquez en la Biblioteca con el apoyo de las Profs.Carolina Juanicó y Cortés. Con 1°5 leímos "Un señor muy viejo con unas alas enormes" y con  2°5 fue el turno de "El  ahogado más hermoso del mundo".
Con diseño del compañero Prof.Blanco de Informática va el afiche.También contaremos con la cartelera y marcadores de las Prof. Nancy Rodríguez y Mariela Errazola.
Continuamos en la semana preparando carteleras y la encuesta sobre nuestro funcionamiento como Biblioteca.
El viernes cerramos la semana con la presencia de la escritoria Adriana Cabrera a las 12.30. ESTÁN TODOS INVITADOS. LOS ESPERAMOS.

jueves, 15 de mayo de 2014

“Sopla un viento de desolación…”

Lo vi nacer. Por entonces yo tenía cinco años y con mi madre y mi abuela fui a verlo, imponente y hermoso como siempre lo fue. Mis recuerdos del hecho son escasos, pero no las impresiones. Entre ellas figuran los autos más modernos que hubiera visto, los focos de los automóviles que circulaban por la avenida y por sobre todas las cosas, el recuerdo inolvidable de la “alfombra mágica” por la que me deslicé como si fuera por los aires, viendo el paisaje desde las alturas.

Era enero de 1956 y el Cilindro Municipal recibía su bautismo inaugurando la 1ra Exposición Nacional de la Producción. Era presidente Luis Batlle Berres y Uruguay vivía el que fuera su último período de esplendor en el siglo XX. Y yo era un niño.

Por entonces mi familia vivía en Jacinto Vera y para permitir el acceso a la Exposición, el 80, la línea de autobuses (de la extinta compañía municipal AMDET) que cruzaba el barrio, extendió su recorrido hasta el lugar, es decir, hasta la intersección de Dámaso Antonio Larrañaga (ex Centenario) y José Pedro Varela. Por entonces la última de las avenidas nombradas no estaba construida y el lugar era de difícil acceso desde el sur.

Volvía a reencontrarme con el Cilindro Municipal once años después, luego de que mi padre, como regalo para mis 17 años, me compró un abono para presencia el Mundial de Basket Ball que se jugó precisamente allí.

Años después, la vida me llevó a su vera como vecino, escuché la explosión que demolió su techo en 2010 y pude asistir con lágrimas en los ojos a la implosión que lo redujo a escombros. Miré a quienes aplaudían (la mayoría de ellos de fuera del barrio) y recordé el tema “Como lo siento”, de Osiris Rodríguez Castillo, en la parte en que dice: “No venga a tasarme el campo, con ojos de forastero/su cinto no tiene plata, ni pa’ pagar mis recuerdos”.

Si le doy sentido lógico a mi estado de ánimo no puedo menos que entristecerme por esa dudosa explosión que lo dejó sin techo y por ese cuerpo maltrecho que fue demolido el pasado lunes. Hubiera preferido que se le reconstruyera respetando el plano original de Lucas Ríos, el arquitecto que diseñó ese monumento. Un arquitecto que estaba cerca de mí, también emocionado por la caída del Cilindro en medio de una nube de polvo, me miró y me dijo: “Definitivamente, la ingeniería le ganó a la arquitectura”.

Sé que allí se construirá el ANTEL Arena, que la zona se valorizará con el fastuoso edificio proyectado. Pero no todo es dinero en la vida. Hay recuerdos, hay belleza, hay valores inmateriales que nos dan sentido como pueblo. Y uno de los principales es la memoria.

Esto no es nuevo. Seguramente sentimientos similares inspiraron a Víctor Soliño cuando asistió a la demolición de la Rambla Sur y compuso su histórico tema “Adiós mi barrio”, llevado a la fama por la troupe “Los Atenienses”, del legendario “Loro” Collazo. Una de sus estrofas dice: “ya no hay risas, ni luz, ni alegría/y en las calles ruinosas, desiertas/sopla un viento de desolación”. A casi un siglo de la demolición de aquél fantástico conglomerado urbano, ocupa el lugar un cambalache informe de edificios levantado sin orden, sin concierto y sin belleza, esa cualidad que nos alimenta al alma.

Por lo demás, siento que en la masa de polvo que sucedió a la implosión se esfumó parte de mi niñez, mis zapatos de charol, aquella gorrita que la vieja me compró en Aliverti…En fin, tuve el honor de verlo nacer y la tristeza de verlo partir. Hubiera querido que fuera de otra manera. Chau, Cilindro querido.




José A.López



lunes, 5 de mayo de 2014

Época de Despedidas: Implosión del Cilindro Municipal.

Este viernes 9 de mayo se implosionará nuestro viejo y emblemático Cilindro, que fuera referencia del barrio y también del país en varios momentos históricos diferentes.

Fue proyectado por Leonel Viera para albergar a la 1ª Exposición Nacional de Producción, una muestra de empresas industriales. Esta exposición fue llevada a cabo por Héctor Grauert y por ello el recinto llevaba su nombre. El estadio se inauguró el 19 de enero de 1956.
En 1967 el Cilindro fue remodelado por dentro para así poder albergar al V Campeonato Mundial de Baloncesto, teniendo en aquella época una capacidad para 18.000 espectadores. Tras esto siguió siendo escenario de campeonatos internacionales tal como lo fueron el Torneo Sudamericano de Básquetbol de 2003.
Durante la dictadura cívico-militar, fue utilizado como cárcel, desde donde se escaparon cuatro personas acusadas por su filiación comunista.
También pasaron por el Cilindro numerosos espectáculos internacionales como Van Halen, UB40, Bob Dylan, Eric Clapton, Menudo, Joan Manuel Serrat, Juan Carlos Baglietto, Ruben Blades, entre otros.
En octubre de  2010 fue clausurado debido al derrumbe de su techo a consecuencia de un incendio de causas desconocidas, el cual ocasionó grandes daños en toda la estructura. Sus dos tribunas, Melbourne y Helsinki, recordaban lo que fueron los mayores logros internacionales de la Selección de baloncesto de Uruguay como fueron las medallas de bronce en los Juegos Olímpicos, tanto en Helsinki (1952) como en Melbourne (1956).
 En nuestra biblioteca queremos armar un archivo de la memoria de este lugar que se nos irá dentro de cuatro días para dar paso a la construcción de un nuevo estadio, el Antel-Arena. Pero sabemos que los pueblos que no miran su pasado, dificilmente puedan construir el porvenir. Por esto los invitamos a compartir sus recuerdos con nosotros. Envianos tus comentarios. Muchas Gracias.